Ganzúa. El método de robo, de pasado al presente

ganzuaUna ganzúa es un alambre que está doblado en su punta y tiene forma de garfio. Es lo suficientemente fino como para poder caber en un cilindro y estos se utilizan mayormente para abrir puertas que no tenga la suficiente seguridad.

Este método no es tan difícil y cualquiera que haya tenido práctica, paciencia y agilidad con las manos puede hacerlo. Este método lo utilizan para las cerraduras que tengan poca seguridad o que no sean antiganzua, asi nos los explican los cerrajeros ripollet. Es necesario que tengamos cuidado ya que es un método muy antiguo y que en la actualidad se usa por el avance de estas técnicas. Igualmente como estas han mejorado a lo largo de los años, también lo ha hecho la seguridad.

  • ¿En qué consiste?

La facilidad de este método se da en que existen muchos tipos de ganzúas que permiten hacer el trabajo. Lo que hay que hacer es introducir la ganzúa en el cerrojo (en todos los casos se usan como mínimo dos tipos), empezar a mover los pistones de la cerradura hasta que ellos estén alineados correctamente y así poder girarlos. Todo esto se hace en un tiempo prudencial, pero todo depende de la habilidad de la persona y del tipo de cerradura, ya que esto va influir en el tiempo total.

  • Tipos de Ganzua

Existen diversos tipos de ganzúa, y cada una de estas se maneja de forma diferente. Existen las de tensión wrench, que son las que generalmente se usan para que gire el cilindro de la cerradura. Esta debe entrar por la parte opuesta de donde se encuentran los muelles de los pistones. Otra de esta es la de gancho que se encarga de elevar los pistones hasta la línea donde se ve el corte. Y la de serpiente, cuyo funcionamiento es muy similar a los de la tipo gancho pero tiene una diferencia, que esta eleva no solamente un pistón, sino varios al mismo tiempo.

  • Técnicas comunes de la ganzúa

Existen dos tipos de técnicas que los ladrones usan: la pistón a pistón y la raking. La primera consiste en insertar lo que es la ganzúa wrench y la de gancho, juntas en el cilindro de forma que cada vez que el pistón esté arriba, se pueda girar el cilindro para que quede prensado en la línea de corte y no se salga de allí. Al final, cuando ya todos los pestillos están en el orden, entonces se procede a girar el cilindro sin que este oponga resistencia. La Raking tiene el mismo funcionamiento de la anterior, pero con las ganzúas se elevan los pistones en grupo.

  • Forma de protegernos

Una de las maneras en las que nos podemos defender en contra de los ladrones que usan este método es contar con una cerradura antiganzúa. La diferencia que tienen estas frente de las otras es que los pistones tienes diferentes cortes o huecos que no permiten que la ganzúa se enganche bien. Para sentirnos más tranquilos podemos llamar a nuestro cerrajero de confianza que sabrá ofrecer las mejores del mercado, además de su precio.